CASA ÁLVAREZ CUMPLE 102 AÑOS

Desde que en 1912, Manuel Álvarez fundara su propia empresa, llamada como él, “Manuel Álvarez”, (que más tarde se conocería como la actual Casa Álvarez), hasta la actualidad han pasado más de 100 años, en concreto 102 años y detrás de estos años de historia, encontramos trabajo, esfuerzo, dedicación, ilusión, entusiasmo…, 102 años dan para mucho y en ellos se han vivido éxitos y también fracasos y todo esto forma parte de la historia de Casa Álvarez. La continuidad de la empresa no hubiese sido posible sin el esfuerzo y el empuje de la familia Álvarez sin olvidar tampoco la dedicación de sus empleados.
Gracias a la cohesión familiar y la convivencia entre las tres generaciones, se ha producido un intercambio de conocimientos y experiencias. El contar con la experiencia, la tradición, pero a la vez una visión renovada ha hecho posible adaptarse a los retos surgidos en las distintas épocas a lo largo de más de un siglo de historia.

102 años después podemos decir con gran satisfacción que Casa Álvarez es reconocida por ser una empresa familiar seria, honesta y muy reconocida en el sector.
Desde sus inicios, Casa Álvarez ha tenido el propósito estar al lado de sus clientes: aprendiendo, evolucionando y mejorando gracias a ellos, es por todo esto por lo que ha logrado sobrevivir en un mercado tan copado.

Nuestra permanencia en el mercado durante 102 años, ha sido posible por la vocación y el respeto hacia unos valores y hacia una serie de principios, que son la esencia de nuestra compañía y que definen nuestra filosofía.

  • Honestidad. Construimos y mantenemos relaciones a largo plazo, tanto con nuestros clientes, como con nuestros proveedores, con muchos de los cuales, llevamos trabajando más de 30 años con total exclusividad en el territorio nacional. Esto solo se mantiene con honestidad.
  • Fiabilidad. Cumplimos con nuestra palabra y nuestros compromisos.
  • Experiencia. Llevamos más de 100 años en el mercado de la Anatomía Patológica.
  • Asesoramiento. Pensamos en una relación a largo plazo con nuestros proveedores y clientes, antes que en una venta a corto plazo. Vendemos, asesorando siempre la opción más ventajosa para nuestros proveedores y clientes.
  • Servicio. Es una de nuestras grandes ventajas competitivas. Estamos obsesionados con mejorar nuestro servicio.
  • Calidad: Ofrecemos productos de gran calidad, siendo muchos de ellos, productos de gran valor añadido en el mercado.
  • Renovación continua. Mezclamos experiencia y juventud. Nos renovamos continuamente para asegurar nuestra permanencia en el mercado y para competir.
  • Independencia. Somos una empresa familiar, independiente, lo cual nos otorga gran flexibilidad y agilidad en la toma de decisiones y lo cual nos permite mantener y potenciar los valores anteriormente descritos.

Nuestro deseo es continuar al lado de nuestros clientes al menos durante 102 años más!!

Gracias por hacerlo posible

¡Felicidades Casa Álvarez!